Cultivar nectarina
Asesoramiento para la nutrición del cultivo

Todo lo que necesita saber sobre los fertilizantes para nectarina, mejores prácticas, productos adecuados, ensayos de campo y mucho más.

Asesoramiento para el cultivo de nectarina (Prunus persica)

  • La nectarina nace por una mutación del melocotonero, diferenciándose entre otros caracteres del anterior en sus frutos de piel lisa.

  • El árbol desarrolla un tallo principal vertical, a partir del cual se desarrollan nuevas ramificaciones de color rojizo hasta gris oscuro.

  • El sistema radicular puede alcanzar una profundidad de entre 80-100 cm.

  • Las hojas son oblongas, lanceoladas y de limbo liso o ondulado, presentando bordes dentados.

  • Las flores pueden aparecer solitarias o en grupos, rosáceas de pétalos grandes o en forma de campana con pétalos de menor tamaño y un color rosa más intenso que las anteriores. De ovario y pistilo únicos, aunque este último puede ser doble o triple. De cáliz gamosépalo y con 18-25 estambres.

  • La fruta es una drupa de piel lisa y forma globosa de tonalidades rojizas y amarillas.

  • Las nectarinas no precisan de un largo reposo invernal, prefiriendo inviernos cálidos y veranos secos con baja humedad ambiente.

  • La nectarina puede soportar temperaturas por debajo de los 7ºC.En plena floración, temperaturas por debajo de 2ºC pueden provocar la pérdida de las mismas, siendo algo más sensibles los frutos recién cuajados, los cuales se pueden ver afectados con temperaturas por debajo de los 1,5 grados bajo cero.

  • Las nectarinas se adaptan bien a diferentes tipos de suelos preferiblemente con pH de 6.5-7.5 y con contenidos de materia orgánica superiores al 1.5%. Se deben evitar suelos muy arcillosos y con poco drenaje ya que la nectarina es bastante sensible a la asfixia radicular. Es aconsejable aportar al hoyo de plantación una mezcla de tierra, sustrato y un abonado de liberación controlada de larga duración que asegure un abastecimiento nutricional adecuado durante la fase de desarrollo del árbol.

  • Necesidades hídricas: 2500-3500 m3/ha

  • La poda se realiza con el objeto de regular el desarrollo vegetativo y la fructificación. Normalmente se realizan tres tipos de poda:

  • El sistema de formación del árbol puede ser en vaso, espaldera o palmeta.

  • La poda de fructificación tiene como el objeto de renovar las ramificaciones productivas y la mejora de la calidad de los frutos, eliminando las ramas demasiado vigorosas o débiles, así como las mal ubicadas o las que ya han producido.

  • La poda en verde consiste en la eliminación de los chupones y aclareo de los brotes para obtener un revestimiento equilibrado del árbol.

  • El aclareo de los frutos se realiza con el objeto de obtener frutos de mayor calidad, mayor tamaño, más precoces y uniformes. El aclareo se suele realizar después de la caída de los frutos no cuajados y previo al endurecimiento del hueso del fruto. El aclareo puede ser manual, químico o mecánico con la ayuda de vibradores.

  • Para paliar el cracking se debe realizar un adecuado manejo del riego y de la fertilización nitrogenada, así como la aplicación de productos cálcicos como Agrolution Liquid Calcigold, para favorecer la formación de una pared del fruto más fuerte y elástica.

  • Además de la repercusión varietal, portainjertos empleados, podas o aclareos desequilibrados y el clima entre otros factores, un excesivo abonado nitrogenado, especialmente en los inicios del desarrollo del fruto puede incrementar la aparición de huesos abiertos.

Requisitos nutritivos

Absorción de nutrientes en Kg/tn fruto producido
N3-4,5
P2O51,71
K2O3,84

Fuentes: Guía práctica de la fertilización racional de cultivos en España MAPA 2010, CBPA 2018

 

Dinámica de la absorción de nutrientes

FasesNP2O5k2O
Brotación-Cuajado fruto15-2525-355-15
Cuajado-Fin crecimiento brotes y frutos65-4565-5085-70
Recolección-Inicio caida hoja20-3010-1510-15

Fuente: Guía práctica de la fertilización reacional cultivos en España MAPA 2010

 

Ejemplo de plan de fertilización y preparación del terreno para una plantación de nectarina.

Para la preparación del terreno se debe aportar un sustrato orgánico localizado a lo largo de la franja de plantación, incluyendo un aporte de fertilizante de liberación controlada 12 meses de la como los de la gama Agroblen.

 

Ejemplo de plan de fertilización (g/árbol) para un cultivo de nectarina en plena producción usando fetilizantes líquidos.

FERTILIZANTESUF para 650 pies/Ha
FASESNutri Liquid 10-3-5 2,8 CaO 0,5 MgONutri Liquid 8-4-8+2CaONutri Liquid 4-3-10+2CaOAgrolution CalcigoldNutri Liquid RootphosNP2O5K2OCaOMgO
Brotación-Cuajado fruto6252014411521123
Cuajado-Recolección11853010312577170
Recolección-Inicio caida de hoja32525188175
Total625325118565249048115343

 

Función de los nutrientes

Nitrógeno

Promotor del cremiento vegetativo. Juega un papel importante en la sintesis de proteinas que están directamente relacionadas con el desarrollo vegetativo y la producción del cultivo.

Fósforo

Promueve el desarrollo de un buen sistema radicular, indispensable para una correcta floración y cuajado de frutos. Favorece la división celular.

Potasio

Favorece el transporte de azucares hacia el fruto. Juega un papel fudamental como osmoregulador. Incrementa la resilencia a factores bioticos y abioticos.

Calcio

Contribuye a la formación de una pared celular fuerte, estable y resistente a plagas y enfermedades. Mejora la vida postcosecha de los frutos una vez recolectados.

Magnesio

Es la molécula central de la clorofila, siendo un elemento constituyente de la mayoría de los enzimas.

Azufre

Se trata de un elemento estructural de las proteinas y péptidos, jugando un papel en la conversion del nitrógeno inorgánico en proteinas.

Hierro

Esencial para la sintesis de clorofina. Está asociado con la transferencia de energía y el sistema respiratorio de la planta.

Manganeso

Juega un rol importante en la fotosíntesis, asimilación y formación de riboflavinas, ácido ascorbico y carotenos.

Boro

Tiene un papel crucial en la división celular, polinización y producción de semillas. Está asociado a la asimilación del calcio, así como en la traslocación de azucares y carbohidrato en la planta.

Zinc

Productor de auxina y esencial en la formacion de fitohormonas y sintesis de clorofina.

Cobre

Involucrado en el metabolismo del nitrógeno y formación de carbohidratos. Componente de enzimas responsables en la transformación de aminoacidos a proteinas.

Molibdeno

Importante en la transformación de fósforo inorgánico a forma orgánica.

 

Deficiencias de nutrientes

 

Nitrógeno
  • Las plantas deficientes en N son amarillas y atrofiadas.
  • Tanto el crecimiento vegetativo como la producción de frutos están severamente restringidos.
  • De verde claro a amarillento, primero en las hojas más viejas. En casos graves, las hojas acaban volviéndose marrones y mueren.
  • Los frutos pueden ser deformes y menos numerosos.
Fósforo
  • Las plantas deficientes en P tienen raíces débiles, están atrofiadas y producen hojas pequeñas, oscuras, opacas y de color verde grisáceo.
  • El cuajado de los frutos se reduce, lo que perjudica a la producción.
  • La carencia de fósforo es más común cuando el pH del suelo es demasiado bajo (<5,5) o demasiado alto (>7,0).
Potasio
  • Las hojas viejas son las más sensibles, muestran clorosis marginal, especialmente en las puntas, y en casos graves los márgenes de las hojas se tiñen.
  • Las hojas viejas a veces muestran también ahuecamiento foliar.
  • Desarrollo anormal del fruto, con textura anormal de la pulpa y sabor desagradable.
Calcio
  • Las hojas más jóvenes son las primeras en mostrar los síntomas. Muestran clorosis interveinal, distorsión, ahuecamiento hacia abajo y sus bordes se chamuscan.
  • Lo mismo ocurre con los puntos de crecimiento en la parte superior de la planta.
  • Las hojas maduras y más viejas no suelen verse afectadas.
  • Las plantas se atrofian y necrosan.
  • Las carencias graves provocan el aborto de las flores.
  • Los frutos son más pequeños y tienen una textura dura.
  • El crecimiento de las raíces disminuye.
  • La quemadura de la punta de la hoja y el fruncimiento distinguen este trastorno de la deficiencia de B, que da lugar a hojas distorsionadas y más gruesas.
Magnesio
  • Amarilleamiento de las hojas más viejas, comenzando entre las nervaduras principales, que conservan un estrecho borde verde. Esta clorosis interveinal se manifiesta primero como manchas dispersas. Las hojas más jóvenes se ven menos afectadas.
  • La decoloración interveinal se vuelve marrón o bronceada con el tiempo, y finalmente provoca la caída de gran parte del tejido foliar, dejando un “esqueleto” foliar verde y blanco.
  • El rendimiento se reduce.
  • Algunos cultivares son específicamente sensibles a la deficiencia de Mg.
  • La deficiencia se revela principalmente en campos que han recibido altas dosis de fertilizantes de N, Ca o K, en suelos ligeros y en años muy secos.
Azufre
  • Los síntomas son similares a los de la carencia de nitrógeno, pero la clorosis es uniforme y general en toda la planta, incluidas las hojas más jóvenes.
  • Las hojas superiores se vuelven verde pálido con un tinte amarillento en toda la hoja. El amarilleamiento comienza en las venas y progresa hacia el exterior, dejando un aspecto moteado, hojas más pequeñas de lo normal.
  • Las plantas con deficiencia avanzada se atrofian, el follaje superior clorótico se vuelve de amarillo claro a blanco.
Boro
  • Las hojas suelen estar descoloridas con motas amarillas, véase la foto superior.
  • Las hojas jóvenes de los brotes nuevos son más pequeñas de lo normal y se curvan hacia atrás.
  • Las plantas se atrofian o enanizan.
  • Los frutos no se expanden completamente y están deformados y abultados.
Cobre
  • La deficiencia se desarrolla inicialmente como una leve clorosis interveinal de las hojas jóvenes a recién maduras, siendo las hojas más jóvenes las más afectadas.
  • Más tarde, las hojas deficientes en Cu desarrollan láminas cloróticas a blanqueadas, especialmente en sus bases. Sus venas se mantienen verdes, pero en caso de deficiencia grave se vuelven marrón-negras.
Hierro
  • El amarilleamiento aparece primero en las hojas más jóvenes y es claramente interveinal. Todas las demás hojas permanecen de color verde oscuro.
  • En caso de deficiencia grave, las venas menores también se desvanecen y las hojas pueden llegar a quemarse, especialmente si se exponen a una luz solar intensa.
  • Las plantas con carencia de hierro son amarillas y se atrofian.
  • Se observa con mayor frecuencia cuando se cultiva en suelos alcalinos (pH > 7,0) o calcáreos, y también puede ser inducida por un exceso de encalado, un drenaje deficiente o altas concentraciones de iones metálicos en el suelo o en la solución nutritiva.
Manganeso
  • Las hojas jóvenes muestran primero los síntomas, como un enverdecimiento pálido a amarillento. Si no se corrigen en esta fase, las zonas interveinales se vuelven cloróticas, luego moteadas y necróticas, mientras que las nervaduras principales permanecen de color verde oscuro. Las zonas chamuscadas progresan hacia el centro de la hoja como secciones a través de las venas.
  • El tamaño de los frutos puede reducirse.
  • Las plantas se atrofian.
  • Se da en suelos con pH alto, calcáreos o alcalinos, o excesivamente calizos.
Molibdeno
  • Las hojas más viejas se ven afectadas primero, como una clorosis interveinal blanquecina-canela, acompañada de quemaduras marginales de la hoja en los casos graves, seguidas de la muerte del tejido en los márgenes. .
  • Los melones cantalupos cultivados en mantillo de plástico negro, donde el nitrógeno previo a la plantación no se ha trabajado con suficiente profundidad, muestran deficiencia de molibdeno debido a la disminución del pH en los 5-8 cm superiores del suelo.
  • Las plantas están muy atrofiadas.
Zinc
  • Las hojas jóvenes aparecen amarillentas y tienden a ser de menor tamaño.
  • Amarilleamiento interveinal similar al provocado por la carencia de Fe.
  • El nuevo crecimiento se ve afectado negativamente con entrenudos más cortos que confieren una estructura en roseta.
  • Las hojas más viejas muestran inicialmente clorosis interveinal de color verde amarillento, evolucionando posteriormente a amarillo/blanquecino. Las nervaduras conservan sus márgenes verdes.
  • Florece mucho menos y puede ser infértil.
Árboles de nectarina
Nectarinas cosechadas

Preguntas frecuentes

Estas son algunas preguntas que suelen hacer los agricultores sobre el cultivo de nectarina.

  • En España, La fertirrigación es el sistema más extendido ya que permite un uso más eficiente del agua y de los fertilizantes, combinado con enmiendas orgánicas y fertilizantes de fondo aportados directamente al suelo antes de realizar el trasplante.

  • El cultivo de la nectarina tiene unos requerimientos de agua entre 3500-4500 m3 de agua por hectárea dependiendo del tipo de suelo, calidad del agua y variedad (extra temprana, temprana, media o tardía).

  • Los fertilizantes de las gamas Nova Complex Optima y Nutri Liquid Optima, garantizan una reducción considerable del riesgo de lixiviación de nitrato, fundamental en la prevención en la contaminación de acuíferos.

  • Normalmente, tras el período de reposo invernal, al inicio de la floración y de las nuevas brotaciones, se suelen complementar los aportes nutricionales vía fertirrigación con aplicaciones foliares en las que se incluyen aminoácidos y correctores de micronutrientes especialmente de Zinc y Manganeso. Estas aplicaciones se suelen repetir a lo largo de todo el ciclo de cultivo.

Cultivos relacionados

Explorar otros cultivos